Pintando con varios colores

painted-with-various-colorsEn este ejercicio vamos a pintar con varios colores.

Toma varios objetos sencillos que no tengan muchos detalles. Arma con ellos una composición interesante y ubícate en un ángulo desde donde les veas los volúmenes, es decir, que tengan profundidad.

Ahora agarra tus témperas y unos pinceles, agua y toma el color que creas que sea el dominante del conjunto. Comienza el bosquejo de líneas suaves en pintura muy diluida, después con el mismo color resalta las sombras.

Ahora toma el que consideres que sea el color dominante de cada objeto y píntalos también en aguada. Después toma la pintura negra con una aguada muy diluida. Al principio resalta las sombras, tratando de crear sombras de tres matices o tonos. Finalmente toma el blanco y aplica aguada en tres tonos sobre toda la pieza. Finalmente traza líneas muy definidas en blanco y negro que delimiten las formas.

No busques un acabado realista ya que éste no es el objetivo. Busca más bien generar volúmenes, formas y sensación con los colores.

El círculo cromático

Como podrás notar los colores sobre expuestos en aguada dan otros colores. Para estudiar un poco más el color, haz un círculo cromático de colores primarios, secundarios y terciarios. Crea luego tres nuevos círculos con tres tonos de cada color hacia el centro agregándole un poco del color del que está en frente a él en el círculo (al que llamaremos complementario). De esta forma estarás creando los tonos tierras.

Hacia el lado de afuera también crearás tres círculos agregándole blanco. Este circulo cromático te ayudará a entender la mecánica de los colores y cómo crear cada tono. En base a lo que aprendas de este círculo haz una pintura con formas y volúmenes sin aplicar el negro como sombra, sólo oscureciendo con los colores complementarios. Si por ejemplo una figura es verde, ve agregándole las sombras ligando con rojo.